baja autoestima vs anorexia

Y tú, ¿qué abres?

Cuando ya has tocado fondo, cuando, tras una recaída has logrado ver la luz y las ganas de superar tu enfermedad (Trastorno de la Conducta alimentaria) es tu único objetivo, mil puertas, ideas, objetivos y esperanzas se abren para un mundo mejor.

Hoy, desde SETCA, queremos compartir un testimonio de una paciente con TCA (trastorno de la conducta alimentaria) que, tras meses de tratamiento, solo quiere abrir los ojos para ver vida y tener esperanza.


Se abre el telón de la vida.

Se abren periódicos y diarios con noticias de hambre de guerra de víctimas.

Se abren bocas muertas de hambre.

Se abren televisores con imágenes que preferirían no ser vistas.

Se abren manos pidiendo a gritos auxilio.

Se abren vías de sangre en hospitales para salvar vidas.

Se abren botellas de agua para calmar sequías.

Se abren agujeros en la tierra buscando recursos que escasean.

Se abren ordenadores para salir de la soledad de una mirada detrás de una pantalla.

Se abren libros de relatos esperanzadores.

Se abren carteras con ganas de aprender algo nuevo.

Se abren corazones que durante tanto tiempo permanecieron cerrados.

Se abren flores regalando fragancias salvajes.

Se abren cajas con billetes que buscan comprar felicidad.

Se abren tiendas con la esperanza de regalar ilusión.

Se abren sesiones parlamentarias buscando un poco de democracia.

Se abren consultas de psicólogos que quieren aliviar sufrimientos.

Se abren hospitales que acogen dolores.

Se abren armarios buscando gustar.

Se abren discotecas invitando a bailar la vida.

Se abren casas para acoger veladas de historias y risas.

Se abren nubes grises para dejar paso a un arco iris.

Se abren piernas en busca de la postura yóguica perfecta.

Se abren luces para alumbrar ojos en busca de sabiduría.

Se abren neveras para apagar gusanillos de hambre.

Se abren persianas para dar la bienvenida a un nuevo día.

Se abren blogs para dejar paso a la creatividad.

Se abren dulces para endulzar momentos oscuros.

Se abren cartas con la intención de comunicar.

Se abren regalos que quieren ser disfrutados,

Se abren paracaídas para atenuar la caída.

Se abren puertas para el cambio.

Y se abren ojos, ojos para ver, ojos para cambiar, ojos para sentir, ojos para valorar, ojos para tocar, ojos para en definitiva VIVIR, porque, como dijo Stephen Hawkings “donde hay vida siempre hay esperanza”, y yo quiero abrir los ojos para ver vida y tener esperanza.


anorexia


centros setca


Si te ha interesado, compártelo!