testimonio anorexia

Vivir soñando o soñar viviendo

Ayer, hoy y mañana. Sueños y miedos que se mezclan. Un objetivo: vivir sin estas ataduras de una enfermedad que te tiene  atrapada.

Hoy, desde SETCA, queremos compartir un testimonio de una paciente (con anorexia) que se desnuda ante su enfermedad, su ayer su hoy y su mañana, todos con un mismo objetivo: vivir.


Ayer pinté mi paisaje con tonalidades grises y oscuros, con trazos desapercibidos y miradas cabizbajas, igual esperando que la vida no se percatara de mi existencia.

Ayer pasé por mi día como una estrella fugaz sin tiempo a pensar o pararme en nada, para no ser vista.

Ayer cubrí mi enfermedad con el dulce manto de piloto automático y el cojín de ovejas de quien prefiere vivir soñando.

Hoy me he levantado con la resaca de quien ha querido ahogar sus emociones en un frío silencio de tercera generación.

Hoy los sueños han chocado con el duro asfalto de la vida.

Hoy los sentimientos se han decidido a despertarme de mi hibernación en un intento de devolverme un papel en esta función.

Mañana quiere abrigar un verde, verde que espera con sabor a esperanza.

Mañana me recuerda a una cueva, un refugio donde aguardar el mal tiempo de ayer y de hoy.

Mañana me ofrece ramas donde agarrarme en la escalada, un paracaídas para poder lanzarme.

Pero ni ayer, ni hoy, ni mañana tienen la Luz que necesito para caminar este viaje, porque solo el ahora está libre de sombras y de ilusiones, solo en el ahora podemos vivir. Y yo quiero vivir con sueños, y no soñar que estoy viviendo.

Testimonio paciente con anorexia


anorexia


centros setca


Si te ha interesado, compártelo!

    Deja una respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.