Un huerto en la ciudad

La American Horticultural Therapy Association (AHTA) define la terapia hortícola como las actividades relacionadas con el cultivo de las plantas, realizada por un terapeuta profesional y con la búsqueda de unos objetivos específicos. Diariamente aumenta la evidencia científica al respeto, así como existe un interés creciente sobre los beneficios de este tipo de terapia y su utilidad para la salud mental. A modo de ejemplo, varios profesores de la Universidad de las Ciencias de la Vida de Noruega apuntan, en sus estudios, que la naturaleza y el huerto, como constructo ambiental, sirven también como metáfora para diversos aspectos de la vida: lo grande y lo pequeños, lo bello y lo no tan bello, el crecimiento y la decadencia. Reconocer estas cualidades metafóricas del jardín pueden poner a la persona en un contacto más cercano con su propio ciclo vital.

Hace ya un tiempo que en nuestro centro utilizamos la terapia hortícola con fines terapéuticos. Hace un par de semanas, y pese a la situación excepcional del año en curso, sembramos de nuevo. En esa siembra, trazamos un puente de conexión, un nexo directo e innegable entre la tierra y nosotros. Así, el pequeño huerto de ciudad ubicado en nuestra terraza nos sirve como un válido soporte que nos ayuda a superar las dificultades diarias, combate los estados de ansiedad y nos permite centrar la atención fuera de nuestra cabeza. Hay, sin duda, una función natural y de estímulo sensorial cuando entramos en contacto con la tierra. No requiere que pensemos. Ni precisa de estímulos artificiales. De esta forma, y de algún modo, mientras nos encontramos en grupo, también cavamos la tierra, sembramos semillas y esperamos, de alguna forma, que lo hoy sembrado nos traiga una nueva cosecha, que deberá ser atendida, regada y cuidada, como si de nosotros mismos se tratase.

Y de paso, recordar aquello de que “lo que hoy seas capaz de sembrar, será lo que mañana cosecharás. Tu futuro depende de lo que realices en tu presente. Eres libre de tus actos pero no de sus consecuencias.”

Si te ha interesado, compártelo!