tanorexia

Tanorexia, cuando las ganas de estar moreno se convierten en obsesión

Los estereotipos de belleza que los medios de comunicación nos hacen llegar a diario son, en la mayoría de los casos, irreales. Una delgadez extrema que nos hace creer que eso es belleza y que, no nos cansamos de repetir en SETCA, acaba desembocando en miles de casos al año de pacientes con trastornos alimenticios. Pero este estereotipo de belleza, además de la anorexia o bulimia, desemboca en trastornos menos populares, pero no por ello menos importantes, como es la Tanorexia: la obsesión por estar moreno.

Hoy queremos acercarnos un poco a esta (no tan nueva) enfermedad de la que cada año encontramos más y más casos, y que en esta época del año (verano) aumenta si cabe más.

La Tanorexia, como cualquier tipo de trastorno de la conducta, aparece cuando las ganas de estar moreno/a, de tener una imagen supuestamente «perfecta» – ya que los medios nos hacen creer que en verano el moreno es sinónimo de belleza – se acaba convirtiendo en una obsesión. El enfermo de tanorexia nunca logra el color deseado y, por muy morena que esté su piel, para este tipo de pacientes nunca será suficiente y se verán en el espejo blancos y querrán más y más color…

¿Cuál es el perfil de los enfermos de tanorexia?

Normalmente son mujeres de entre 25 y 40 años, aunque cada vez más y como vemos en otro tipo de trastornos, este trastorno también afecta a los hombres.
Los tanoréxicos están obsesionadas por mantener un intenso bronceado y nunca llegan a verse bien. Además estos no son, o no quieren ser, conscientes de todos los problemas que el exceso de exposición al sol o a los rayos UVA de los solariums puede causar en su cuerpo y salud.

El tratamiento de la tanorexia, como de otros trastornos, normalmente no surge de parte del paciente, ya que estos difícilmente se darán cuenta de su enfermedad. Es aquí donde los familiares o personas cercanas deberán hacerles notar su obsesión y aconsejarles que acudan a la consulta de un buen especialista.


Contacta con nuestro Servicio de Trastornos de la Conducta Alimentaria


Si te ha interesado, compártelo!