cabecera3

Sobre SETCA

SETCA, Servicio Especializado en Trastornos de la Conducta Alimentaria cuenta en la actualidad con más de 10 años de experiencia en el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria y otras patologías de elevada prevalencia en niños, adolescentes y adultos.

Entendemos los trastornos de la conducta alimentaria (en adelante TCA) como trastornos en los que el síntoma relacionado con el cuerpo y la comida es la capa más externa del problema, y considerando la importancia de trabajar los conflictos psicológicos subyacentes internos para lograr una recuperación auténtica y estable.


Todos nuestros valores se centran en:

  • Ofrecer una atención personalizada y adaptada a las necesidades cambiantes de cada paciente.
  • Planificar el tratamiento que mejor se adapte a la realidad del paciente en función de su sintomatología, de la conciencia de enfermedad, de las soluciones intentadas y de las posibilidades de contención a nivel familiar.
  • Tratar con el fin de producir cambios en las conductas, creencias, actitudes y emociones distorsionadas que mantienen el trastorno alimentario.
  • Actuar para el fomento de la prevención de los TCA en la infancia y la adolescencia, desarrollando talleres dinámicos de trabajo en grupo.

Nuestros programas terapéuticos se enmarcan dentro del Modelo Cognitivo Conductual junto con la integración de la Terapia Familiar Sistémica y Terapias de Tercera Generación.

  • A nivel conductual, las terapias conductuales aplicadas nos permiten trabajar el conjunto de la sintomatología visible en un TCA y ayudan a normalizar comportamientos afectados por la propia enfermedad tales como hábitos de alimentación o aquellos relacionados con el culto al cuerpo y la obsesión por la delgadez extrema.
  • A nivel cognitivo, las intervenciones llevadas a cabo se basan en procesos de análisis experimental y reestructuración de pensamientos que permiten comprobar que el paciente posee ideas que no se corresponden con la realidad y le facilitan el mantenimiento de la enfermedad. También se incide en la expresión de las emociones ligadas al estado mental de cada persona.
  • A nivel socio-familiar, el marco sistémico entiende a las personas como individuos en constante interacción y relación con el medio que les rodea: pareja, familia, amigos, etc. y por ello permite mejorar aquellos aspectos problemáticos que acontecen entre los miembros que envuelven al paciente. También se aplican técnicas grupales y talleres específicos orientados a trabajar aspectos externos como el desarrollo de habilidades sociales o la aceptación de la imagen corporal en relación a los demás.

Por último, como servicio especializado en constante evolución aplicamos las últimas novedades y avances científicos a nuestros programas terapéuticos, como las terapias de tercera generación que se centran en una atención plena y en el momento presente, priorizando el contexto concreto y real de cada paciente.