¿Por qué me quiero curar?

17, agosto, 2017

Hace algo menos de un mes, comencé a escribir (diariamente) una carta de despedida a mi enfermedad.

Decidí hacerlo y ponerme este compromiso porque había una parte de mí, que todavía estaba muy agarrada a ella, y no tenía intención de soltarla. Y es que todavía me sentía a gusto con todas aquellas sensaciones falsas e irreales que la enfermedad te hace sentir. Y si ahora decidiésemos comparar mi primera carta con la última, daría la sensación de que son escritos de personas diferentes.

Hoy la pregunta es que «¿por qué me quiero curar?», «¿es una carta como de bienvenida al inicio de una vida sana?». Ahora, me vienen a la cabeza innumerables razones por las que quiero curarme…

Quiero curarme porque resistirme a hacerlo, significa ser esclavo de una parte muy perversa de uno mismo. Así pues, quiero curarme para ser libre.

También lo quiero, porque no hacerlo significa no poder llegar a aceptarme nunca, y yo no quiero eso.

No sólo quiero aceptarme, sino amarme tal y como soy, con todos mis defectos y mis virtudes.

Quiero curarme, porque no hacerlo significa estar constantemente pensando en mil maneras de hacerme daño, de hacerme sufrir, y no, yo quiero poder disfrutar de cada momento, y quiero conseguir ser feliz.

No curarme significa perder la esperanza, el interés, las ganas y la motivación para absolutamente todo, y no, yo tengo objetivos y sueños, como cualquiera, y me encanta la idea de que un día, pueda llegar a cumplirlos.

Quiero curarme, ahora por encima de todo, para poder volver a sentir emociones reales, para vivir y amar mi vida tanto a los momentos buenos como en los que no tanto.

Quiero curarme para mí, para poder ser yo.

Te tomaremos mi parte sana y la haremos crecer, la haremos llamar, la haremos luchar.

Testimonio y mensaje de esperanza y cambio de paciente de 15 años. 4 meses en tratamiento de hospital de dia.
Si te ha interesado, compártelo!