Testimonio Anorexia

Porque los pequeños detalles SI CUENTAN…

Cuando nos escondemos en una enfermedad, dejándoselo todo a ella por miedos, temores,… y cuando solo un pequeño detalle de ayudan a mirar a tu «espejito» y decidir salir, luchar y dejar atrás tus miedos.

Hoy, desde SETCA, queremos compartir un testimonio de una paciente (con anorexia) que hoy decide mirar con otros ojos a ese espejo que no le dejaba escapar. Hoy solo le ha bastado un pequeño detalle para despertar…


Cuando te sientes tan informatizada que para expresar que ya no puedes expresar dices que estás desconectada.

Cuando la soledad golpea las puertas de tu casa y tienes tanto miedo que huyes a la casa de al lado.

Cuando la vida consiste en un gran parque de atracciones, donde ninguna atracción es del todo suficiente.

Cuando la risa no hace más que quemar máscaras de «estoy bien y no me pasa nada», y las lágrimas se han secado en la desconfianza de una sociedad rota.

Cuando tu cuerpo no puede hablar libremente y la enfermedad decide coger las riendas emocionales de tu vida.

Cuando tu maleta, llena de objetos y recados, no puede cerrarse y te pierdes el auténtico viaje.

Cuando el otro no es «EL OTRO» sino uno más, y te pierdes en el listado anónimo de una vida social vacía.

Cuando el perfeccionismo te impide abrazar tu humanidad, y te has caído en una cascada de exigencias y juicios.

Cuando tus pasos se vuelven de  blandiblu y ya no sabes donde está la tierra firme.

Cuando la respiración es un suspiro lleno de rabia y resentimiento sin ninguna red donde soltar las bombas más que tu propio cuerpo.

Cuando tu mal humor y tu rencores expresan un abrazo no recibido pero necesitado vía intravenosa por un 061.

Y cuando algo de todo esto es suficiente para hacer saltar la alarma de incendios de un edificio que hace ya demasiado tiempo que arde, tan solo un bombero es capaz de salvarte de las llamas. Un bombero de pequeños detalles, de pequeños gestos, de pequeñas palabras, de algo tan pequeño que pasó desapercibido en tu camino: Humanidad.

Porque Tan solo un ser humano es capaz de salvar a otro ser humano y tan solo un pequeño detalle puede marcar el gol hacia el triplete de tu propio ser.

Hoy espejito ha sido uno de esos pequeños gestos, uno de esos pequeños momentos, uno de esos pequeños detalles que me han hecho llegar ese bombero que hace días necesitaba. Por eso no me queda más que dar las gracias, gracias por rebotar mis quejas, por devolverme mis rabietas, por corregirme mis obsesiones neuróticas, por seguir siendo el espejito donde continuar el viaje a mi.

Y aunque a veces las respuestas que me des no me gusten, y aunque a veces te lance lejos para querer borrarte y borrarme del universo, y aunque a veces te lance puñales rabiosos… y aunque a veces tantas otras cosas… sé que eres y serás mi pequeño detalle en este viaje.

Testimonio de paciente con Anorexia, Trastorno de la Conducta Alimentaria.


anorexia


centros setca


Si te ha interesado, compártelo!