Libertad

14, marzo, 2017

Todavía no soy consciente, o quizá no he asumido dónde estoy, o más bien dicho lo que estoy viviendo. Lo que si que es cierto es que estoy aquí porque yo lo he decidido así.

¿Realmente soy consciente hasta donde he llegado?

¿De todo lo que he sido capaz de hacer y de todo lo que estoy dejando escapar?

Dentro de una semana cumpliré veinticuatro años. He terminado la carrera, un máster y, hasta hace poco, tenía el trabajo de mis sueños y lo he perdido por todo esto …

Cuando lo pienso se me remueve todo por dentro, mil emociones y sentimientos recorren todo mi cuerpo que no sabría ni como explicar, lo único que sé es que tengo miedo, mucho miedo de volver a ser LIBRE, pero a la vez, es lo que más deseo.

Tengo miedo de conocer y enfrentarme a esta nueva libertad que todavía tengo que experimentar, pero es cierto que también me he dado cuenta de que tengo miedo, mucho miedo a devolver a la libertad que he tenido hasta ahora, a la libertad de decidir no comer.

No está siendo nada fácil, es cierto que, cada día, pienso en dejarlo estar, pero dentro de mí hay una pequeña esperanza y eso es lo que me da fuerzas para querer seguir luchando. Algo que me dice que todo lo que está por llega será mucho mejor que lo que he tenido hasta ahora.

Me siento esclava, sin independencia ni derecho a opinar. También estoy viviendo uno de los momentos mas difíciles de mi vida, sin ganas de hacer absolutamente nada … pero a la vez, veo pasar la vida por delante sin poder participar…

No puedo hacer nada sola, estoy vigilada todo el día, y hay momentos en que lo veo todo muy negro … Pero, a pesar de estar viviendo todo esto, el otro día ya empecé a sentir que hay momentos buenos. Me he dado cuenta de que estos momentos ya son mucho mejores que los días que vivía como «buenos» hace un tiempo atrás.

Y es esto también lo que me llama mucho la atención: sensaciones y emociones que estoy empezando a sentir y que hacía muchísimo que no sentía o, incluso, que no recordaba que existían.


Testimonio de una paciente de 24 años con diagnóstico de Bulimia Purgativa.
En febrero de 2017 inició su tratamiento en Hospital de día, SETCA Barcelona.


Si te ha interesado, compártelo!