Día mundial de la salud mental, reflexión de pacientes TCA

13, octubre, 2016

Me da mucho miedo que me vean desde que sé que estoy enferma.

A veces me levanto y me duele todo el cuerpo y no sé donde estoy. Aún así, me levanto y voy a hacer el tratamiento que me toca. Sé que es lo que necesito para curarme, pero hace tanto daño y el coste es tan grande.

Cumplo las indicaciones que me proponen los especialistas, aunque eso conlleve una vida limitada. Siento que cuando la gente sabe que estoy enferma, no me tratan de la misma manera y me veo más débil que el resto. Quiero seguir, pero es tan largo que no sé si saldré, cuesta ver el final… Soy consciente de que si no sigo con el tratamiento, mi vida corre peligro y puedo quedarme.

Muchos de vosotros no consideraríais que estoy enferma, ya veces ni lo parezco. Mi enfermedad no sale en ninguna analítica, no sale en ninguna radiografía y no se puede comprobar con ningún tipo de biopsia.

Tengo una enfermedad mental, un trastorno de la conducta alimentaria.

La enfermedad mental es diaria, nunca descansas.

Es una lucha constante y no hay ninguna medicación ni previsión de duración. Necesito ayuda externa más allá del tratamiento que sigo, porque sentir que me lo he buscado, que es una decisión mía o que es una tontería, me chupa todas las fuerzas. No penséis en casos extremos, en gente que bordea el límite de la muerte por un tema puramente físico, porque la mayoría de trastornos no se ven.

Escribimos esto para concienciaros a todos, pero también para darnos importancia a nosotros de nuestra propia salud, por qué nos hemos perdido y nos estamos intentando encontrar. Porque nos gustaría tanto levantarnos un día y sentirnos como el resto. Pero no lo somos, porque conseguimos luchar contra nuestro propio deseo de hundirnos.


Reflexión de pacientes con TCA, trastorno de la conducta alimentaria, en el día mundial de la salud mental, 10 octubre.


¿Qué es un TCA? ¿cuales son los trastornos más frecuentes?


Si te ha interesado, compártelo!