curación anorexia

Cómo es curarse …

¿Qué es la felicidad?

La felicidad consiste en no tener que contar calorías, ni pensar en la onza de chocolate que comiste, ni de cómo tu cuerpo va a explotar tras haber comido cosas “prohibidas”, poder celebrar tu cumple con un trozo de tarta y celebrar que hoy es martes con una cerveza.

La felicidad es darte cuenta de todo el tiempo que llevas sin acordarte de esta enfermedad, de que una vida normal te espera tras curarte.

Cuando decides salir adelante, piensas en cómo será vivir sin esta enfermedad y el miedo que te da no poder salir de ello, sientes pavor de no salir de ésta mientras luchas contra el miedo de comer. Es una lucha interna que te corroe, en la que piensas que cuando estés curada seguirás siendo diferente, porque piensas que el miedo a la comida y a engordar seguirá ahí, que la cura esta en aprender a controlarte y en vencer el miedo a la comida.

Pero en realidad no es así, la cura no se basa en controlarte con la comida ni en controlar tus sentimientos… la cura es cuando un día simplemente dejas de pensar en ello, cuando esto deja de ser el centro de tu vida y pasa a un segundo plano para pasar a un tercero … hasta que llega el día en que no has pensado en ello, y, cuando te das cuenta, han pasado los meses y solo en momentos puntuales te has acordado de aquel infierno en el que vivías y todo se vuelve más fácil.

Vuelves la vista atrás y de das cuenta de cuán infeliz eras y de cómo esta enfermedad era el centro de tu vida y era lo que te impedía ser feliz y valorar las cosas tal y como son.

Ahora lo pienso, y me doy cuenta de cuándo la báscula era tu (ene)amiga más fiel, tu preocupación era la comida y tu gran enemiga la comida, y por encima de todo te odiabas a ti misma por ser así.

Cuándo no podías confiar en la gente de tu alrededor porque era mayor el miedo y la vergüenza, y el resto del mundo no importaba porque no dejabas que se acercaran, no eras suficiente para ellos.

Tampoco fui feliz cuando vi mi problema y decidí salir de esto… ya que se trata de una lucha contra ti misma (tu yo enfermo contra tu yo no enfermo) y contra todos tus demonios, en la que te enfadas contigo tres mil veces en un día por volver a caer, por pensar que no eres lo suficientemente fuerte como para salir de esta, pero en la que también te enfadas cuando lo estás haciendo bien porque por dentro te sientes mal. Quieres gritar al mundo lo que te pasa, porque llevas años escondiéndolo y ahora crees que es tu derecho el que te escuchen y te consuelen…

Y un día, te das cuenta de que las carcajadas son continuas, de que disfrutas de tu gente y de la gente nueva que conoces, y que disfrutas de todo lo que te rodea, ves lo bonita que es la vida. Ya no te importa comer a deshoras y tu cuerpo no parece explotar cuando comes, te relames viendo un dulce…y lo comes disfrutando de verdad en vez de pensar que mejor que se lo coma otro así te evitas pensar en cómo deshacerte de él. Y la impulsividad y la normalidad entran en tu vida, ya no necesitas decir a nadie más lo que te pasa, porque ya ha dejado de ser un problema y hasta a ti se te olvida que lo tienes, o que lo tenias, porque esta enfermedad ha dejado de ser parte de tu vida.

Lo triste que era la vida estando enferma.

Aunque te parezca imposible salir de la anorexia/bulimia, lucha contra ellas hasta conseguirlo, porque la Felicidad es ver como se hacen realidad tus sueños de salir adelante.

Si se Quiere se Puede.

Testimonio paciente con anorexia, Trastorno de la Conducta Alimentaria.


anorexia


centros setca


Si te ha interesado, compártelo!