¿comer y placer?

Hace días que teníamos pendiente contaros nuestra comida de Navidad. Todos reunidos en una mesa hermosa, en nuestro espacio, silencios incómodos antes de la comida. Abrazos. Y palabras bonitas. ¿Se puede disfrutar de la comida sufriendo un TCA? ¿Podemos perdernos entre risas y conversaciones sin fin delante de una sopa de galets o un buen trozo de pollo? ¿Podemos redescubrir el placer del paladar comiéndonos un postre? Este año el chef Daniel Roca de Barcelona nos lo ha puesto un poco más fácil, regalándonos un bocado de cielo con el que terminamos la comida, saboreando ese manjar y recordándonos a nosotrxs mismxs que el placer sigue habitando dentro de nosotros: sólo tenemos que encontrarlo (aunque el viaje cueste).
Gracias por hacerlo posible.

Si te ha interesado, compártelo!