Testimonios

Enfermas de anorexia, bulimia y otros TCA nos cuentan su historia, sentimientos y nos ayudan a superar y entender estas enfermedades. Testimonios de pacientes de SETCA con trastornos de la conducta alimentaria.

Testimonio de una madre

Han pasado 6 meses desde que tomamos la decisión de que nuestra hija debía ingresar en SETCA ya que tenía una enfermedad llamada ANOREXIA que la hacía sufrir mucho, y nosotros con ella. Recuerdo llegar al centro desesperados y agotados. Nuestras fuerzas flaqueaban ante la situación de ver a nuestra hija hundirse y no saber cómo ayudarla. Necesitábamos la ayuda…

Si te ha interesado, compártelo!

    El muro de Julia

    10, abril, 2019  El muro de Julia Romero: la manera de expresión a lápiz y color de un trastorno alimentario Primera visita Atrapada Testimonio pacientes que inicia tratamiento de hospital de día con TCA. Ver otros testimonios >> Si te ha interesado, compártelo!

    Si te ha interesado, compártelo!

      Mujeres

      21, marzo, 2019  Me gustaría que ninguna madre tuviera que llorar nunca a su hija, y menos que fuera a causa de otro feminicidio; me gustaría que jamás una amiga tuviera que ver llorar a su compañera, por haber sufrido algún tipo de discriminación por su condición de género; me gustaría que ninguna mujer sintiera asco de si misma por…

      Si te ha interesado, compártelo!

        Un pequeño tesoro

        16, enero, 2019  Escrito de padres de pacientes en tratamiento de hospital de día. SETCA Barcelona Surgió así. De repente. Una reflexión espontánea sobre un evento que ha sido trascendental en nuestras vidas. No habíamos hablado previamente, pero cuando lo hicimos verbalizar, ambas coincidimos en reconocer un hecho sorprendente: El TCA ha acabado siendo la clave que ha permitido abrir…

        Si te ha interesado, compártelo!

          Serenidad

          30, noviembre, 2018  Escrito de pacientes en tratamiento de hospital de día para el Día Internacional de la lucha contra los TCA. Encontrar ese punto en el que te empiezas a sentir tan a gusto. Ver que la estás tocando ya con la punta de los dedos. Esta calma, esta serenidad. El incalculable precio de la tranquilidad. Que los días…

          Si te ha interesado, compártelo!